Es falso que e-mails revelen un plan de Bill Gates y Mark Zuckerberg para crear coronavirus en laboratorio

Por Luiz Fernando Menezes

11 de junho de 2021, 17h01

No es verdad que un conjunto de e-mails enviados y recibidos por Anthony Fauci, infectólogo y asesor de la Casa Blanca en la lucha contra la COVID-19, probarían que el nuevo coronavirus fue creado en laboratorio por obra de científicos y empresarios, como Bill Gates y Mark Zuckerberg, a diferencia de lo que afirma el actor Sandro Rocha en un video (vea aquí). Los mensajes del médico revelados por la prensa norteamericana no incluyen indicios o evidencias de la supuesta conspiración ni de otras afirmaciones falsas que aparecen en la grabación, como la ineficacia de las mascarillas y un efecto magnético en las personas vacunadas.

Las publicaciones que contienen el video engañoso fueron compartidas, por lo menos, 88.000 veces en Facebook hasta la tarde de este jueves 10 y fueron marcadas con el sello FALSO en la herramienta de verificación de la red social (conozca cómo funciona).


Más de 3400 páginas de e-mail, yo tengo todas, mucha gente ya las tiene, intercambio de e-mails entre el laboratorio de Wuhan, Anthony Fauci, Bill Gates, Mark Zuckerberg, agencias de fact-checking y otros agentes, virólogos, está comprobado que ese virus se creó en un laboratorio.

En un video que se viralizó en las redes sociales, el actor Sandro Rocha señala que existen e-mails enviados y recibidos por el infectólogo Anthony Fauci difundidos por la prensa norteamericana que demostrarían que el coronavirus se creó en laboratorio. Para Rocha, el plan involucraría al propio Fauci, a políticos, científicos y empresarios, entre ellos Bill Gates y Mark Zuckerberg. Sin embargo, no se puede encontrar nada de eso en los mensajes del asesor de la Casa Blanca en la lucha contra la COVID-19.

Después de analizar miles de e-mails de Anthony Fauci dados a conocer por el sitio web norteamericano BuzzFeed el 2 de junio, Aos Fatos no encontró nada que diera fundamento a las afirmaciones hechas en esa publicación de desinformación.

En el video, el actor dice que el fundador de Microsoft y el CEO de Facebook formarían parte de una conspiración que buscaría sacar provecho de la COVID-19. Según él, en un supuesto intercambio de mensajes, Zuckerberg se ofrecería como “censor” para “no dejar que la gente conspire contra el plan”. Los mensajes no indican eso.

El ejecutivo de la red social aparece en seis páginas de los documentos dados a conocer (242, 243, 1700, 2065, 2066 y 2067). En esas páginas, se puede identificar que Fauci y Zuckerberg solo conversaban sobre investigaciones de vacunas y la posibilidad de crear un centro de información sobre el coronavirus en Facebook (ver abajo).


Zuckerberg. En marzo, el CEO de Facebook invitó a Fauci a hacer un video con información sobre la pandemia, sin que se haga ninguna mención a "censuras" o "conspiraciones".

Bill Gates es mencionado en cinco páginas del documento (960, 963, 966, 1683 y 1684), y ni siquiera existe un registro de mensajes intercambiados entre él y Fauci. El empresario es citado por otros investigadores en conversaciones sobre una vacuna contra la polio.


Está comprobado que ese virus se creó en un laboratorio…

También es falso que Anthony Fauci haya afirmado que el nuevo coronavirus habría sido creado en laboratorio. El término “arma” (“weapon”, en inglés), aparece en once páginas que se tornaron públicas, pero ninguna hace referencia al Sars-CoV-2 como una supuesta arma biológica. La palabra “origen” aparece 19 veces em los intercambios de mensajes, pero en ninguna de las menciones el infectólogo afirma que el virus haya sido creado artificialmente. Aos Fatos buscó también otros términos relacionados, como "laboratorio", y no obtuvo resultados que confirmaran las afirmaciones hechas en el video.

En un intercambio de mensajes con Fauci, el investigador Kristian Andersen (página 3187) dijo que estaba estudiando el origen del nuevo coronavirus. Después, el científico publicó un artículo en Nature Medicine en el que afirma que no se puede sostener que el Sars-CoV-2 habría sido creado en laboratorio.

En otro e-mail, un supuesto virólogo que se llama Adam Gaertner (página 2286), describe una larga y compleja secuencia de diferentes proteínas, sustancias e inclusive partículas del virus HIV, que después de pasar por procesos químicos consistirían en la supuesta “fórmula” que habría llevado a la creación del Sars-Cov-2 en laboratorio. Pero en ningún momento Gartner presenta las fuentes que fundamentan esas informaciones.

Esta afirmación fue chequeada por Aos Fatos.


La mascarilla que vos y yo usamos durante un año, dañando nuestro propio organismo, nunca resolvió nada, pero no lo digo yo, lo dice el propio e-mail del Dr. Fauci a todo el mundo...

Otra desinformación presente en el video es la de que Fauci habría dicho que las mascarillas serían perjudiciales para la salud y no protegerían contra la COVID-19, lo que es una distorsión de las palabras del infectólogo. Aunque, de hecho, él haya dicho en e-mails que esos equipos no ofrecían protección contra el nuevo coronavirus, esas afirmaciones fueron hechas en febrero de 2020, cuando aún no había consenso científico sobre ese tema.

En aquel momento, se afirmaba que las mascarillas deberían ser prioritariamente utilizadas por médicos e infectados. La recomendación acerca del uso de mascarillas por parte de la población en general recién sería hecha meses después por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en abril y por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en junio. “Si hubiéramos sabido que los datos mostrarían que las mascarillas funcionaban bien fuera del ámbito hospitalario, realmente habríamos hecho algo diferente”, dijo Fauci a CNN el 3 de junio.


¿Sabés lo que te están diciendo? Que están llegando 80 millones más de basura para que la ingieras y te la pegues en el cuerpo. Que te está transformando en un imán ambulante.

En otro tramo de la grabación, el actor Sandro Rocha dice también que “Jussara”, palabra que utiliza para referirse a las vacunas contra la COVID-19, transforma a las personas en “imanes ambulantes”, lo que es falso. Aos Fatos ya chequeó una publicación sobre ese tema y mostró que esa afirmación no tiene validez científica.

“Lo que convierte algo en un imán o no es cómo están organizadas las moléculas dentro del material. En el caso de la vacuna, como es un material líquido, las moléculas poseen orientaciones aleatorias, de manera que, en promedio, la propiedad magnética es nula”, afirmó Fernando Kokubun, profesor de Física en la FURG (Universidad Federal de Río Grande), a Aos Fatos.

Otro lado. Aos Fatos se puso en contacto con Sandro Rocha por e-mail este jueves 10, a la tarde. Él confirmo que es el autor del video, pero afirmó que la información fue sacada de contexto y reproducida sin su autorización. Más adelante, el actor siguió haciendo afirmaciones sobre las mascarillas y las personas “imantadas” con las vacunas.

La Agencia Lupa también publicó una verificación sobre este tema.

Referencias:

1. Aos Fatos (1, 2 y 3)
2. Buzzfeed News (1 y 2)
3. Nature
4. NPR
5. BBC
6. CNN


De acuerdo con nuestros esfuerzos para llegar a más personas con información verificada, Aos Fatos permite que este reportaje sea libremente republicado con la atribución del crédito y el link a este sitio.

Usamos cookies e tecnologias semelhantes de acordo com a nossa Política de Privacidade. Ao continuar navegando, você concordará com estas condições.