Es falso que inmunizados con vacunas de ARNm no podrán viajar en avión

Por Luiz Fernando Menezes

18 de junho de 2021, 18h09

No es verdad que las personas que reciban las vacunas de ARNm (ARN mensajero) contra la COVID-19, como la de Pfizer, no podrán viajar en avión debido al riesgo de desarrollar coágulos en la sangre, como afirman los posts en las redes sociales (vea aquí). La formación de trombos no está entre los efectos adversos observados en estas vacunas; autoridades y empresas aéreas desmintieron que esté en estudio una prohibición de viaje a las personas vacunadas.

La publicación con desinformación circuló en redes de lengua inglesa antes de su difusión en Brasil. En Facebook, los posteos con la información engañosa fueron compartidos centenas de veces este viernes 18 y fueron marcados con el sello FALSO en la herramienta de verificación de la plataforma (conozca cómo funciona).


Vacunados no podrán viajar en avión debido al gran riesgo de que presenten coágulos en la sangre como consecuencia del ARNm de la vacuna.

Hay publicaciones en las redes sociales que engañan al afirmar que, debido al gran riesgo de desarrollar coágulos en la sangre, las personas que recibieron vacunas de ARNm (ARN mensajero) no podrán viajar en avión. Además de que este efecto adverso no fue relatado en las personas que recibieron las vacunas que utilizan esta tecnología, la ANAC (Agencia Nacional de Aviación Civil), empresas aéreas y entidades del sector niegan la posibilidad de establecer esa prohibición.

Si bien se registraron episodios de trombosis posteriores a la vacunación, esta reacción adversa es rarísima y, hasta el momento, se la relaciona solo con las vacunas que utilizan la tecnología de vector viral, como las de AstraZeneca y Janssen. Aun en esos casos, las posibilidades de formación de coágulos por la vacuna son muy inferiores a las de otras causas, inclusive la propia COVID-19, según informa la Fiocruz (Fundación Oswaldo Cruz).

Ninguna de las vacunas de ARN mensajero en uso en este momento, como las de Pfizer y Moderna, tiene entre sus efectos adversos relatados hasta el momento la formación de trombos "como consecuencia del ARNm del suero experimental”, como afirman las publicaciones chequeadas.

En Brasil, tanto la ANAC (Agencia Nacional de Aviación Civil), organismo que regula la actividad de ese sector en el país, como la Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria) negaron la posibilidad de prohibición de viaje a los pasajeros que hubieran sido vacunados con inmunizantes de ARNm.

La Iata (Asociación Internacional de Transporte Aéreo), que representa a 293 empresas aéreas de todo el mundo, también desmintió las afirmaciones a Aos Fatos: “Tenemos un grupo de asesoramiento médico que analiza los problemas de salud y su relación con los viajes aéreos. Este problema [los coágulos causados a partir de la vacunación] no consta en la agenda de los asesores”.

Riesgos. Incluso entre las vacunas con tecnología de vector viral, los episodios de trombosis como consecuencia de la vacunación son rarísimos. Para que se tenga una idea, según la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos), se registraron seis casos de trombosis posteriores a la aplicación de 6,8 millones de dosis de la vacuna de Janssen.

Además, esos casos no tuvieron nada que ver con trombosis venosa profunda, que, si bien no es nada habitual, puede ocurrir durante los viajes de avión. Según Raquel Stucchi, infectóloga y profesora de la Unicamp (Universidad Estadual de Campinas), la causa de esta enfermedad es permanecer sentado durante un tiempo excesivo y sin movimiento; no son las vacunas.

Un informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud) de 2007 afirma que las trombosis en los viajes de avión están relacionadas con la duración del vuelo (más de cuatro horas) y que el riesgo aumenta cuando la persona es obesa o toma anticonceptivos, por ejemplo.

Origen. Las publicaciones que circulan en portugués fueron extraídas de un artículo publicado el 28 de mayo por el sitio web americano Great Reject, conocido por diseminar información falsa sobre la pandemia y las vacunas. La página ayudó a amplificar, por ejemplo, la afirmación engañosa que aseguraba que 1500 tests positivos de COVID-19 no contendrían ningún rasgo del virus.

Esta publicación de desinformación ya fue desmentida en los EE.UU. por AP y Politifact y en Australia por ABC. En Brasil, fue chequeada por Estadão Verifica y AFP.

Referencias:

1. CDC
2. OMS
3. Media Bias Fact Check
4. Aos Fatos
5. Fiocruz


De acuerdo con nuestros esfuerzos para llegar a más personas con información verificada, Aos Fatos permite que este reportaje sea libremente republicado con la atribución del crédito y el link a este sitio.

Usamos cookies e tecnologias semelhantes de acordo com a nossa Política de Privacidade. Ao continuar navegando, você concordará com estas condições.