Posteos sacan de contexto datos al vincular vacunas con enfermedades oculares en el Reino Unido

Por Marco Faustino

19 de maio de 2021, 21h49

Relatos enviados a una plataforma de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés) han sido utilizados fuera de contexto en publicaciones que afirman que las vacunas contra la Covid-19 ya habrían provocado más de 600 casos de enfermedades oculares, y se habrían reportado cinco casos de ceguera (vea aquí). Según la agencia, esos relatos no deben ser interpretados como efectos colaterales comprobados de los inmunizantes. Además, en los ensayos clínicos de las vacunas aplicadas en el país no se reportó ningún caso de ceguera.

El contenido distorsionado fue compartido cientos de veces en Facebook este jueves 25 y fue marcado con el sello DISTORSIONADO en la herramienta de verificación de la red social (conozca cómo funciona).


Las vacunas causan 600 nuevos casos de enfermedades oculares y dejan ciegas a 5 personas, según el Gobierno del Reino Unido.

Un artículo del sitio web ContraFatos! afirma que la plataforma Yellow Cards (Tarjetas Amarillas) de la MHRA registró más de 600 casos de enfermedades oculares en personas que habían sido vacunadas contra la Covid-19. Cinco de ellas habrían quedado ciegas.

El texto omite que Yellow Cards no es una base de datos oficiales provenientes de casos clínicos comprobados del sistema de salud británico, sino una plataforma abierta en donde los ciudadanos presentan relatos sobre eventuales efectos adversos de vacunas de manera espontánea y sin filtros.

“La naturaleza del informe significa que los eventos relatados no siempre corresponden a efectos colaterales comprobados. Algunos eventos pueden haber sucedido independientemente de la vacunación. Este es el caso cuando se vacuna a millones de personas, y en especial cuando la mayoría de las vacunas es administrada a ancianos y personas con enfermedades subyacentes”, explicó la agencia de salud en un resumen semanal actualizado el 18 de febrero.

El resumen estima que hasta el 7 de febrero se han aplicado 7,5 millones de dosis de la vacuna de Pfizer y 5 millones de dosis de la vacuna de Oxford. Con respecto a ambos inmunizantes, una revisión detallada por parte de la MHRA descubrió que la absoluta mayoría de los relatos está relacionada con reacciones en el lugar de la inyección (brazo dolorido), así como dolor de cabeza, escalofríos, fatiga, náuseas, fiebre, mareos, debilidad, dolores musculares y taquicardia. Según la agencia, esos síntomas tienden a resolverse en uno o dos días y son comunes a todos los tipos de vacunas.

El relevamiento más reciente disponible en la plataforma Yellow Cards, referido a la vacuna de Pfizer, señaló 978 relatos enviados por ciudadanos acerca de problemas oculares, de los cuales nueve correspondieron a ceguera. En el informe del inmunizante de Oxford hubo 738 casos, trece de ellos correspondientes a ceguera. Pero la agencia de salud dice que la evidencia disponible en la actualidad no permite establecer ninguna relación con la vacunación.

Esas cifras también difieren de los ensayos clínicos de fase III de ambos inmunizantes (lea aquí y aquí), que tienen como objetivo testear su eficacia y seguridad. Se han reportado dos casos de problemas oculares en los grupos que recibieron las vacunas (un índice inferior al 0,1%) en cada uno de los ensayos, pero no hubo ningún caso de ceguera.

Además de estos inmunizantes, el Reino Unido también aprobó el uso de la vacuna de Moderna, que tampoco reportó ningún problema ocular grave, como la ceguera, en ensayos clínicos de fase III.

En una verificación anterior, Aos Fatos mostró que los relatos enviados libremente a una plataforma de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), similar a la agencia británica Yellow Cards, eran utilizados fuera de contexto en publicaciones que los presentaban como muertes provocadas por la aplicación de las vacunas. Al igual que en el Reino Unido, los relatos no contaban con respaldo científico que los relacione con los inmunizantes.

En enero, Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria) concedió la autorización para el uso de emergencia de las vacunas CoronaVac (Sinovac/Butantan) y Oxford/AstraZeneca, desarrollada en Brasil junto con la fundación Fiocruz. Más de 6 millones de personas ya han recibido por lo menos una dosis de esos inmunizantes desde el 17 de enero, según datos del Ministerio de Salud.

El organismo considera que los eventos adversos más frecuentes no son graves y están dentro de lo esperado, informó la Agencia Brasil. “Dolor de cabeza, fiebre, la sensación de gripe que mucha gente relata después de la vacunación son los eventos más frecuentes. Entonces, no son eventos graves, son eventos esperados (...) No existe, hasta el momento, ningún signo de seguridad importante como para que se desencadene un proceso regulatorio o una acción regulatoria", dijo Suzie Gomes, gerente general de monitoreo de productos a la agencia.

El 23 de febrero Anvisa concedió el registro definitivo a la vacuna de Pfizer. Durante la presentación de la agencia se informó que los datos de seguridad y eficacia provistos por el fabricante eran sólidos, y no se observó ninguna reacción adversa grave que mereciera ser destacada.

Otro lado. ContraFatos! afirmó por e-mail que sostiene las afirmaciones hechas en el artículo, y alegó que los datos provienen del propio gobierno. El sitio web envió un recorte del documento original, pero otra vez omitió que la información no proviene de una base de datos oficiales de casos clínicos comprobados por la agencia de salud británica.

Este material con desinformación ha sido chequeado también por Lupa.

Referencias:

1. MHRA (Fuentes 1, 2 y 3)
2. FDA
3. The Lancet
4. NHS
5. NEJM
6. Aos Fatos
7. Ministerio de Salud
8. Agencia Brasil (Fuentes 1 y 2)
9. YouTube


De acuerdo con nuestros esfuerzos para llegar a más personas con información verificada, Aos Fatos permite que este reportaje sea libremente republicado con la atribución del crédito y el link a este sitio.

Usamos cookies e tecnologias semelhantes de acordo com a nossa Política de Privacidade. Ao continuar navegando, você concordará com estas condições.