No es verdad que el remedio ivermectina cure la Covid-19

Por Luiz Fernando Menezes

13 de maio de 2020, 19h25


No hay evidencias científicas de que la ivermectina, remedio para combatir vermes y parásitos, cure la infección por el nuevo coronavirus, como afirma una mujer no identificada en un video que ha sido compartido en las redes sociales (lea aquí). Según el relato, después de tomar ese medicamento, ella estaba "mucho mejor". Ahora bien, además de que no hay estudios que prueben la eficacia clínica de ese remedio contra la Covid-19, otros argumentos utilizados por la mujer para defender su uso, como el éxito en la lucha contra el VIH, también son falsos.

Lea a continuación lo que chequeamos:

1. Según el Ministerio de Salud, no hay ningún medicamento, substancia, vitamina, alimento específico o vacuna contra el nuevo coronavirus. Por lo tanto, no es verdad que la ivermectina elimine la Covid-19 en 48 horas.

2. No es verdad que los niños son inmunes a la infección porque tomaron ivermectina en algún momento. Si bien los jóvenes presentan menos complicaciones por Covid-19, son susceptibles a la enfermedad y hay informes de muertes de niños de 12 años en Brasil, por ejemplo.

3. También es falso que los investigadores constataron que la ivermectina bloquea el VIH y que, por eso, también serviría contra el nuevo coronavirus. Además de que el medicamento no consta en los protocolos de tratamiento para el sida, la mujer se refiere a estudios de la década de 1990 hechos en laboratorio y cuyos resultados no se comprobaron en ensayos clínicos.

4. Finalmente, la ivermectina no es un remedio inofensivo y que puede ser tomado por cualquier persona, como sostiene la mujer en el video. Además de las contraindicaciones y efectos adversos, para comprarlo hace falta tener la prescripción médica.

A principios de este mes circuló en las redes sociales españolas una publicación con desinformación sobre la eficacia de la ivermectina. En Brasil, el video fue difundido en Facebook desde el comienzo de la semana y ya fue compartido por lo menos 2000 veces hasta la tarde de este jueves (30). Las publicaciones fueron marcadas con el sello FALSO en la herramienta de verificación de la red social (conozca cómo funciona).


FALSO

Yo tomé ivermectina grosso modo (...) el medicamento mata el virus.

En las redes sociales circula una declaración en video de una mujer no identificada que dice que se curó de la infección del nuevo coronavirus con el uso de ivermectina, medicamento vermífugo y antiparasitario. Sin embargo, no presenta análisis que comprueben que ella tenía, de hecho, Covid-19 o que se curó de esa enfermedad. Además, a pesar de que hay estudios sobre el efecto del medicamento, ninguno demostró hasta este momento que esa substancia sea eficaz en el tratamiento de la infección.

En una nota enviada a Aos Fatos, el Ministerio de Salud reforzó que no hay ningún medicamento, substancia, vitamina, alimento específico o vacuna que pueda prevenir la Covid-19.

Según la bióloga del IQC (Instituto Cuestión de Ciencia, por sus siglas en portugués) Natália Pasternak, existe solo un estudio publicado en Antiviral Research el día 3 de abril que señaló que, en un ambiente controlado de laboratorio, la ivermectina sirvió para la inhibición del Sars-CoV-2. Pero no hubo ensayos clínicos, el fármaco fue probado solo en células in vitro (en laboratorio). Según el artículo, el resultado tampoco prueba que el medicamento sea beneficioso en el tratamiento, solo “demuestra que la ivermectina es digna de consideración adicional como un posible antiviral del Sars-CoV-2”.

Pasternak cita también un preprint (cuando el estudio todavía no se publicó o ni siquiera se revisó) de investigadores de Nuverma Pharma Sciences que señala que, para obtener éxito, sería necesario tomar una dosis de ivermectina más de 10 veces mayor que la aprobada.

El 24 de abril, el Ministerio de Salud citó este medicamento en sus revisiones de evidencias y dijo que la eficacia de la ivermectina, y de otros compuestos sintéticos como hidroxicloroquina y azitromicina, carecía de comprobación en estudios clínicos.


FALSO

Los niños son inmunes al coronavirus. Gente, eso es mentira. Los chicos no van a ser inmunes al coronavirus, la realidad es que todos los chicos, en algún momento de la vida ya tomaron ivermectina.

En el video, la mujer dice también que los niños son inmunes a la Covid-19 porque tomaron ivermectina en algún momento antes de la pandemia, dado que es un medicamento que se usa contra vermes y piojos. Pero es falso que los jóvenes no se vean afectados por la infección y que el fármaco crea algún tipo de inmunidad contra el nuevo coronavirus.

Según ya fue explicado por Aos Fatos, por más que estudios y datos muestren que los niños tienden a no presentar cuadros graves de la enfermedad, eso no significa que no sean susceptibles a ella. Hay casos, inclusive, de muertes de niños y de bebés por Covid-19. En Europa y en Brasil, por ejemplo, se reportaron víctimas de 12 y 13 años.

Tampoco existe ninguna evidencia de que algún medicamento o vacuna disponible promueva la inmunidad o prevenga la infección, de acuerdo a lo que señala la OMS (Organización Mundial de la Salud). Hay que destacar que inclusive la inmunidad posinfección todavía no es segura. Según la OMS, todavía no existe evidencia de que personas curadas de Covid-19 creen anticuerpos que las vuelven inmunes a una segunda infección.

Finalmente, la mujer del video omite que la ivermectina solo puede ser recetada a niños mayores de 5 años y con un peso superior a 15 kg. En consecuencia, el argumento de que todos los niños son inmunes no se sostiene.


FALSO

En la década de 1990, final de década de 1990, los pacientes con VIH ya tomaban ivermectina para que la ivermectina bloqueara el VIH.

Otra desinformación planteada por el video es la de que la ivermectina habría sido usada con éxito para combatir el virus VIH ya en la década de 1990. Según la mujer no identificada, eso sería una prueba de su potencial contra el nuevo coronavirus.

Sin embargo, tal como lo explicó Leonardo Weissmann, consultor de la SBI (Sociedad Brasilera de Infectología) a Aos Fatos, solo se hicieron estudios in vitro (en laboratorio) sobre la droga, “pero con resultados que no se comprobaron en seres humanos”.

Aos Fatos tampoco encontró que la ivermectina estuviera mencionada en los protocolos de tratamiento de VIH indicados por la OMS, por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. ni por el Ministerio de Salud brasileño.

DESVIRTUADO

Nunca escuché decir que alguien murió por tomar ivermectina. La ivermectina es un medicamento que es expulsado del organismo en 24h.

Finalmente, la mujer del video desvirtúa la información para sugerir que la ivermectina es un remedio completamente seguro que no presenta riesgos para la salud. De hecho, el medicamento es expulsado del cuerpo después de un día, pero eso no significa que pueda tomarse sin prescripción por cualquier persona. El remedio, inclusive, se vende exclusivamente con prescripción médica.

Ese fármaco está contraindicado para personas con afecciones del sistema nervioso central, como pacientes con meningitis y niños menores de 5 años. Según el prospecto, las reacciones adversas y los efectos colaterales son diarrea, náusea, astenia (pérdida de fuerza física), dolor abdominal, anorexia, constipación y vómitos. Existe también una reducida probabilidad de que los pacientes tengan mareos, vértigo y temblores.

Según el artículo de The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene, la ivermectina puede generar riesgos principalmente en pacientes con Covid-19 en estado grave, dado que puede causar neurotoxicidad y generar reacciones adversas cuando se administra en combinación con otros medicamentos.


A principios de abril circuló una publicación con desinformación similar a ésta, en español, que afirmaba que la ivermectina mataría al nuevo coronavirus en menos de 48 horas, y fue chequeada por el equipo de Maldita.

Este chequeo fue publicado originalmente en 30 de abril de 2020. Lea en portugués.


Continuando con nuestro esfuerzo por llegar a más personas con información verificada, Aos Fatos difunde este artículo para ser publicado libremente, incluyendo el crédito y el link a este sitio.