Es falso que las políticas educativas de la OMS incentivan la masturbación infantil

Por Luiz Fernando Menezes

13 de maio de 2020, 19h15


No es verdad que las políticas educativas de la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomiendan que niños/as se masturben, como sostienen publicaciones en las redes sociales, incluso una del presidente Jair Bolsonaro que ya eliminó (consulte aquí). La desinformación se conformó mediante la distorsión de trechos de un documento de la sección europea de la OMS que orientan a los educadores acerca de cómo proceder en el caso de que los alumnos les pregunten sobre temas de educación sexual, incluida la masturbación. Por lo tanto, las directivas no están dirigidas a niños/as ni incentivan dicha práctica.

Antes del posteo de Bolsonaro, el asesor especial de la Presidencia Arthur Weintraub había publicado el contenido engañoso en Twitter el miércoles (29) por la tarde. A mediados de abril, la misma desinformación circulaba por internet en inglés entre adeptos al presidente norteamericano Donald Trump. El jueves (30), la versión nacional había sido compartida en Facebook al menos 4000 veces en publicaciones que fueron marcadas con el sello FALSO en la herramienta de monitoreo de Facebook (conozca cómo funciona).


FALSO

El miércoles (29) a la noche, el presidente Jair Bolsonaro publicó en Facebook un texto, que después eliminó, en el que cuestiona a la autoridad de la OMS en cuanto a las orientaciones sobre la pandemia de Covid-19, y afirma que “políticas educativas” de la entidad recomiendan que niños/as se masturben. La desinformación remite a un documento del 2010 de la sección europea de la OMS dirigido solo a educadores y a profesionales de la salud sobre cómo proceder en el caso de que niños/as y jóvenes de diferentes franjas etarias los consulten sobre temas de educación sexual, incluida la masturbación.

Las Normas para la Educación Sexual en Europa, editadas por el Centro Federal de Educación de Salud de Alemania junto con la oficina europea de la OMS, fueron elaboradas como “una reacción a la necesidad de contar con estándares de educación sexual que recientemente se volvieron visibles en la región europea”, según consta en la introducción del documento.

Los trechos mencionados en el texto del presidente están en la sección “Matriz” del documento que brinda orientaciones sobre el abordaje a ser adoptado por los educadores al ser consultados sobre temas relacionados con el cuerpo humano, la sexualidad y la fertilidad. Por lo tanto, el texto no está dirigido a niños/as.

A continuación, se puede observar que los puntos señalados por las publicaciones con desinformación se encuentran en una parte del documento que trata “acerca de lo que los profesionales deben estar preparados para informar”:

[tabla]

Según el documento, en la sección “Contexto de la Matriz” (página 33), las recomendaciones fueron proyectadas para proveer una visión general de los temas y de las estructuras de acuerdo con las diferentes franjas etarias. La matriz “es una estructura a partir de la cual el instructor/educador puede elegir temas que son de especial interés para el grupo al cual se está dirigiendo”, afirma el texto.

La afirmación de que la OMS estaría incentivando la masturbación infantil por medio de este documento no es nueva; ya había sido rebatida por la propia Organización en 2014. En una nota, la entidad manifiesta que considera “vital que la educación sexual sea la apropiada para la edad. Por lo tanto, los estándares incluyen información sobre las etapas típicas de desarrollo de los niños/as. (…) Sin ese conocimiento, existe el riesgo de que los profesionales reaccionen de manera inadecuada, posiblemente perjudicando al infante y/o dificultando su futuro desarrollo saludable. Por consiguiente, las normas informan a los profesionales sobre cómo lidiar con estas cuestiones en un programa de educación sexual de alta calidad, de manera adecuada al desarrollo”.

Antes de llegar a las altas esferas del gobierno brasileño (además de Bolsonaro, el asesor de Presidencia, Arthur Weintraub, había compartido la publicación), la desinformación había circulado por las redes sociales en inglés, entre perfiles y sitios de adeptos a Donald Trump en los EE.UU. La información falsa se utilizó para justificar la decisión del gobierno norteamericano de cortar los fondos destinados a la OMS. El 20 de abril, el sitio web The Federalist, por ejemplo, dijo que el anuncio del corte era “una gran victoria para las personas del mundo, especialmente niños/as”, en referencia a las falsas directivas de sexualización infantil.

En la mañana del jueves (30), por medio de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia de la República, Aos Fatos buscó contactar al presidente Jair Bolsonaro y a Arthur Weintraub, pero no se pronunciaron al respecto.

Referencias:

1. OMS (Fuentes 1 y 2)
2. CNN

Este chequeo fue publicado originalmente en 30 de abril de 2020. Lea en portugués.


Continuando con nuestro esfuerzo por llegar a más personas con información verificada, Aos Fatos difunde este artículo para ser publicado libremente, incluyendo el crédito y el link a este sitio.