Bolsonaro no construyó en secreto fábricas de vacunas y de tecnología 5G

Por Marco Faustino

23 de abril de 2021, 18h08

No es verdad que el gobierno de Bolsonaro construyó en secreto una fábrica de vacunas contra la COVID-19 y otra de productos de tecnología 5G, como afirman las publicaciones en las redes sociales (vea aquí). La producción de vacunas es realizada por la Fiocruz (Fundación Oswaldo Cruz) y, aunque tiene el aporte de recursos federales, fue ampliamente divulgada. Lo mismo sucede con la línea de producción inaugurada por Ericsson en el interior de San Pablo, que ni siquiera tuvo inversión pública.

Las publicaciones con contenido engañoso fueron compartidas, por lo menos, 2226 veces en Facebook hasta la tarde de este viernes 23 y fueron marcadas con el sello FALSO en la herramienta de verificación de la red social (conozca cómo funciona).


Bolsonaro SORPRENDE al mundo una vez más. Primero fue la fábrica de vacunas construida en SECRETO ABSOLUTO. Y ahora con otra SORPRESA FANTÁSTICA, también en secreto, surge una fábrica de TECNOLOGÍA 5G en suelo brasileño, frustrando y terminando con la polémica de que Brasil adoptaría el 5G de la empresa HUAWEI CHINA. ¿Cómo no apoyar al Messias?

Las publicaciones en las redes sociales engañan al afirmar que el gobierno de Jair Bolsonaro habría construido en secreto industrias de vacunas contra la COVID-19 y de productos para la tecnología 5G, pero las iniciativas fueron ampliamente difundidas y solo una de ellas recibió recursos federales.

La nueva fábrica de vacunas citada en la argumentación es una alianza con la Fiocruz (Fundación Oswaldo Cruz), de Río de Janeiro, y recién va a estar terminada dentro de cuatro años. Si bien el gobierno federal aplicó recursos públicos, las actividades fueron ampliamente divulgadas, como mostró Aos Fatos en una verificación publicada en marzo de este año. Hoy en día, la vacuna de Oxford/AstraZeneca se está produciendo en Biomanguinhos, unidad de producción de vacunas de la fundación Fiocruz inaugurada en 1976.

La línea de producción para la tecnología 5G no surgió “de manera inesperada en el país después de haber sido mantenida en secreto por el gobierno federal”, como afirman las publicaciones de desinformación. La instalación inaugurada por Ericsson en São José dos Campos (estado de San Pablo) en marzo de este año, de hecho, es la primera en producir esa tecnología en América Latina, pero no contó con recursos públicos ni fue construida en secreto.

La expansión de las actividades ya estaba prevista en un plan dado a conocer en noviembre de 2019. En aquel momento, el entonces presidente de Ericsson para América Latina, Eduardo Ricotta, se reunió con Bolsonaro (vea aquí y aquí) antes de anunciar el aporte privado de R$ 1000 millones en las instalaciones. En efecto, las reuniones son habituales entre empresarios que prevén grandes inversiones en el país.

El video que acompaña las publicaciones fue producido por el Ministerio de Comunicaciones y muestra al titular de la cartera, Fábio Faria, participando en la inauguración de la fábrica el 19 de marzo de este año.

Huawei. Las publicaciones también engañan al decir que la iniciativa de Ericsson se habría frustrado y terminado con la polémica acerca de que Brasil adoptaría el 5G de la empresa china Huawei. En febrero, Anatel (Agencia Nacional de Telecomunicaciones) aprobó el pliego de licitación de 5G, que todavía depende de una evaluación por parte del TCU (Tribunal de Cuentas de la Unión).

En marzo, el ministro de Comunicaciones, Fábio Faria, dijo que la compañía Huawei no podrá proveer equipos para la red privada de comunicación del gobierno, pero que los productos de la empresa podrán integrar las futuras redes 5G destinadas a las empresas y los consumidores del país. Por lo tanto, a esta empresa no se le impidió actuar en el país.

Fábrica de vacunas. En la publicación de desinformación que circuló el mes pasado sobre el tema se mencionaba que la fundación Fiocruz contará con el PIVFI (Parque Industrial de Vacunas), el más grande de América Latina. Pero, además de que el nombre correcto es CIBS (Complejo Industrial de Biotecnología en Salud), las primeras menciones sobre la unidad corresponden a 2019 - y la previsión actualizada es que el parque industrial recién esté terminado dentro de cuatro años.

Esta publicación de desinformación también ha sido chequeada por Boatos.org, Estadão Verifica y Lupa.

Referencias:

1. Aos Fatos
2. G1
3. Folha de SP
4. Money Times
5. Governo Federal
6. Estadão
7. Fiocruz (Fuentes 1 y 2)


De acuerdo con nuestros esfuerzos para llegar a más personas con información verificada, Aos Fatos permite que este reportaje sea libremente republicado con la atribución del crédito y el link a este sitio.

Usamos cookies e tecnologias semelhantes de acordo com a nossa Política de Privacidade. Ao continuar navegando, você concordará com estas condições.